Juan Manuel Lagóstena... fundador de Aristokraken, la startup dedicada a desarrollar videojuegos para móviles

Fecha de publicación: 03/07/2019

 Juan Manuel Lagóstena... fundador de Aristokraken, la startup dedicada a desarrollar videojuegos para móviles

 

En Aristokraken se dedican al desarrollo de videojuegos para dispositivos móviles y aplicaciones para terceros, actualmente con más de 40 juegos en las tiendas de Google Play e iTunes y más de 3 millones de usuarios en todo el mundo.

Con su equipo multidisciplinar formado por programadores, ilustradores, diseñadores y artistas 3D logran conseguir una producción rápida y eficaz aplicable a cualquier tipo de proyecto.

En Aristokraken están en constante crecimiento, y eso les lleva a crear nuevas formas de negocio como la creación de cursos online y presenciales para que todo aquel que tenga curiosidad pueda saber de primera mano si el mundo del desarrollo de videojuegos es lo que busca.

 

Entrevistamos a Juan Manuel Lagóstena, fundador de Aristokraken

 

¿Quién es Juan Manuel Lagóstena?

Es una persona orgullosa, ambiciosa e inquieta, alguien que siempre necesita un reto que superar. También es cordial, accesible, tiene sentido del humor y siempre espera de los demás el mismo nivel de compromiso que él tiene.

Trabaja más de lo que le gustaría reconocer, pero ama lo que hace. Esa es su trampa. Valora mucho la lealtad y la ética profesional y humana. Es un defensor a ultranza del “no quieras para los demás lo que no quieras para ti.”

Y además, es un loco de los videojuegos, la música y el cine..

 

¿Quién quieres llegar a ser?

Tengo un objetivo claro: ser mejor persona cada día. Lo único que tenemos es a nosotros mismos y a los que nos quieren. Soy de los que piensan que tratamos peor a nuestros allegados que a los desconocidos. Aquello de “donde hay confianza, da asco”. Tenemos que intentar cambiar eso porque no es justo.

Profesionalmente mi ambición es que mi empresa sea un referente en la industria del videojuego español y andaluz, no sólo por sus productos y/o servicios, sino también por el trato hacia sus trabajadores y por su aportación a la sociedad.

En cuanto a mí, seguir aprendiendo cada día sobre mi rol profesional y ser mejor en él. Además, llegar a ser un empresario muy bien valorado por su equipo.

 

¿Cuándo y por qué decidiste emprender?

Fue una decisión conjunta de unos, iba a decir colegas, pero no, son amigos. El motivo no fue otro que tomar conciencia de que éramos un equipo y que no necesitábamos trabajar para otro si decidíamos dar el paso.

 

¿Dónde y cómo fue tu ynicio como emprendedor?

Málaga, en 2016. Mi primera experiencia no fue muy diferente que la que tenía de trabajar por cuenta ajena, con la salvedad de que en una oficina tienes un horario, y en casa no. Además, empezamos con lo puesto, no teníamos nada más que nuestros equipos informáticos y nuestros hogares.

Fueron unos primeros meses de mucho trabajo y mucha ilusión (eso no ha cambiado), en la que albergábamos el convencimiento de que tardaríamos muy pocos meses en triunfar, como no podía ser de otra manera. De no ser así, no habríamos emprendido. Teníamos mucha fe en nuestro modelo de negocio.

 

Según tu experiencia, ¿es fácil emprender en España?

Extremadamente complicado. El principal problema es que en España es complicado incluso emprender teniendo apoyo financiero, bien sean recursos propios o bien sea porque el capital crea en tu proyecto. Si no es así, es mucho más difícil salir adelante. De hecho, las posibilidades de conseguirlo son muy escasas.

La Seguridad Social no te perdona las cuotas de autónomo aunque no factures. La Agencia Tributaria exactamente lo mismo con los impuestos. Eso al emprender se puede convertir en algo insostenible si no cuentas con un buen colchón financiero en el inicio de tu aventura o consigues un crecimiento económico rápido.

Hay mucho talento en España, eso es sabido, pero las instituciones, el Estado y sus políticas recaudatorias, nunca han estado en la onda del emprendimiento, ni parece que lo vayan a estar en los próximos años.

Mensajes institucionales que indican lo contrario, existen, ayudas también, pero de poco o nada sirven si no hay apoyo de facto al emprendimiento. Y no lo hay.

 

¿Qué consejo darías a las personas que quieren emprender?

Os contaré lo que creo necesario a la hora de lanzarte a emprender, pero no son consejos, sólo reflexiones extraídas de mi propia experiencia.

Idea base: Te equivocas, seguro. Pero no pasa nada. Lo grave sería que no te equivocaras porque eso implicaría que, además de estar equivocado, no sabes reconocerlo.

Importantísimo rodearte de las personas adecuadas: Tienes que confiar a nivel profesional en el grupo, tener la seguridad de que cada uno desempeñará su rol, que nadie va a suponer un lastre para el resto. El emprendimiento es aventura y también responsabilidad. Cada uno debe saber cuál es la suya y cumplirla sin que ningún otro colega tenga que recordárselo.

Tienes que ser un apasionado del negocio en cuestión y del trabajo que en él tengas que realizar, precisamente porque emprender y sacar una empresa adelante, será duro.

Tienes que tener capacidad de autocrítica. Debes admitir y corregir los errores de enfoque empresarial que hayas cometido rápidamente y sin ruborizarte.

Y tener mucha ilusión y fe tanto en el proyecto, como en el equipo.

 

¿Crees que existe una fórmula para el proyecto ideal? Si es que sí, ¿cuál es? :)

No creo que exista, de ser así todo emprendedor triunfaría indefectiblemente. El emprendimiento es riesgo, si hubiera tal fórmula, perdería su encanto y todo el mundo tendría un negocio propio.

Lo que sí existen son factores que pueden contribuir significativamente al éxito: Formarse como emprendedor sin serlo, aprender a desarrollar un modelo de negocio, a experimentar con dicho modelo hasta encontrar el adecuado, saber cómo encontrar financiación antes incluso de necesitarla, etc.

Si vas con todos esos deberes hechos antes de iniciar la aventura, tienes más posiblidades de éxito.

La realidad es que todo ese apoyo formativo nos llegó una vez comenzó la aventura, no antes. Así que nos tuvimos que apañar con lo que sabíamos, nuestra ilusión y nuestras ganas.

 

Como emprendedor, ¿qué tres cosas crees que son las más importantes para emprender?

Amar lo que haces y creer en ello.

Equipo, el mejor.

Capital, si no lo tienes, búscalo. El respaldo financiero es muy recomendable.

 

¿Qué piensas de la tecnología del presente?

La tecnología actual permite que todos estemos conectados, ergo facilita el emprendimiento desde el punto de vista de que no es necesario contar con un local donde trabajar juntos. Afortunadamente se puede trabajar desde casa y eso representa un beneficio muy grande para todos.

Además, esto se hace extensible a la gestión de la empresa: reuniones, documentación, trámites, etc.

En el aspecto individual, la tecnología avanza tan rápido que el ser humano no es capaz de asumirla de forma natural. Nos come, literalmente. No tenemos más que salir a la calle y mirar a nuestro alrededor (para lo cual tendremos que levantar la vista de la pantalla del móvil) y nos daremos cuenta de que nos supera porque no estamos haciendo un uso racional de ella. Avanza tan deprisa que no nos da tiempo a digerir su potencial. Le servimos más a ella de lo que ella nos sirve a nosotros. Somos esclavos de una herramienta.

Se oye mucho el comentario: “Es que los móviles nos tienen atontados...” pero no es así, los móviles no son responsables del uso que les damos. Podemos encontrar ejemplos de esto

mismo en series como Black Mirror, que trata el tema tecnológico con mucho acierto en general.

Cada vez más y más gente plasma sus vidas en la red. Echo de menos la privacidad de la que gozábamos antes de Internet. Lo que está claro es que ningún avance, ningún cambio, carece de consecuencias. En el caso de la tecnología el precio a pagar es la creciente y preocupante, bajo mi punto de vista, ausencia de privacidad.

 

¿Y cómo te imaginas la tecnología del futuro?

Hay tecnologías como la realidad aumentada, la virtual o la mixta que resultan apasionantes por la cantidad de posibles y productivas aplicaciones que tienen y las que aún no vislumbramos, pero que sin duda surgirán en muy corto espacio de tiempo. Dichas tecnologías forman parte importante de la industria que viene: la Industria 4.0, cuyo auge está próximo.

Confío en que gracias a esta nueva revolución industrial, nuestro planeta sea uno de los grandes beneficiados, aparte como no, de toda la industria.

Tengo la esperanza, además, de que suponga una sustancial mejora de la calidad de vida para toda la humanidad, gracias también al IoT, el Big Data, etc.

Espero también que se haga realidad el acceso universal y gratuito a la red, que desde cualquier parte del planeta tengamos acceso a la información y podamos estar siempre conectados.

En resumen, creo y espero que lo que está llegando y lo que está por llegar, redunde en el beneficio de todo y de todos.

 

Dinos algo sobre tu niñez...

Fui un niño muy obediente, perezoso, tenaz e ingenuo. Me gustaba jugar con mis amigos en la calle, montar en bici y en fin, todas las cosas que los niños de mi generación hacían. En mi colegio no había un señor repartiendo droga en la puerta, eso nunca sucedió y eso que vivía en un barrio humilde...

Siempre fui de los niños del medio. No era de los más inteligentes, tampoco de los más torpes, no era de los valientes, ni tampoco de los cobardes. Creo que me mantuve en un discreto segundo plano, que siendo un niño, es el mejor sitio donde estar.

En resumen, creo que fui un niño al que era fácil educar, desde el punto de vista de un adulto.

 

Dinos algo sobre tu adolescencia...

De adolescente me gustaba disfrazarme de mi tribu urbana y eso a mis padres no les acababa de gustar. Pero eran los 80 y era complicado no tener tribu.

En esa época empecé a escuchar música y se convirtió en una de mis pasiones. A veces ahorraba el dinero que mis padres me daban para salir los fines de semana, para comprarme discos. Mis amigos no entendían muy bien que no saliera para comprar música. Más adelante entenderían menos aún que ahorrase también para comprarme videojuegos.

Me enamoré de los videojuegos cuando probé por primera vez un Spectrum 48K y eché una partida al Scuba Dive... Me quedé boquiabierto y me enganchó definitivamente.

Algunos años más tarde me compré una Megadrive de Sega y desde entonces el videojuego me ha acompañado a lo largo de toda mi vida.

 

Dinos algo sobre tu presente...

En la actualidad sigo disfrutando de mis pasiones: la música, los videojuegos y el cine, aunque para jugar dispongo de mucho menos tiempo del que tenía antes.

Mi jornada es larga. Dedico el día a mis tareas como programador y como empresario. Siempre con música de fondo. Sin ella para mí trabajar es inconcebible.

Dedico mucho tiempo a tareas que tienen que ver con la gestión empresarial, pero la mayor parte de mi jornada la dedico a nuestros proyectos de videojuegos, ya sean actualizaciones, mantenimiento, etc.

A veces programo también proyectos piloto que se me ocurren o que el equipo propone, reviso funcionalidades de los que ya tenemos en las tiendas, etc.

Trabajo en lo que me gusta, no me cansaré de repetirlo porque me siento muy afortunado por ello.

 

Dinos algo sobre tu futuro...

La empresa seguirá creciendo y en mi labor será más protagonista la gestión y menos mi rol de programador (aunque procuraré no abandonarlo por completo jamás).

Espero también poder dedicar tiempo a la formación. Es un campo que me apasiona y en el que tengo alguna experiencia anterior, aunque al no ser nuestra principal línea de negocio, resulta difícil saber cuánto tiempo podré dedicarle.

Incluso aspiro a tener tiempo para mi vida personal...

 

¿Qué piensas de la “VIDA”?

Tema extenso. Quizá la frase que mejor define lo que opino al respecto es: “La vida es más sencilla de lo que la hacemos nosotros.”

Nos vemos abrumados por el día a día, nos acostumbramos a vivir con un cierto status que nos lleva a valorar cosas que no tienen valor, y a ignorar otras de un valor incalculable.

Siempre digo que hay muy pocas cosas realmente importantes, sin embargo somos capaces de estar tristes por asuntos superfluos, nos hunde no poder comprar X, cuando realmente no es algo que necesitemos, y sin embargo no disfrutamos ni valoramos en su justa medida lo que poseemos; el cariño de otros, la amistad o poder salir a tomarte una cerveza el fin de semana.

Creo que se nos va la vida preocupados por lo que no tiene trascendencia. No es extraño porque vivimos bombardeados por información irrelevante que, a base de repetición, se hace un lugar en nuestras vidas, cuando no deberíamos tenerla ni en consideración. Es nuestra decisión seguir así o cambiarlo.

Por otro lado, soy firme creyente de algo que dijo el Maestro Tortuga en Kung Fu Panda: “El ayer es historia, el mañana es un misterio, sin embargo el hoy es un regalo, por eso se le llama Presente”. Sabias palabras, nos liberaría de muchos conflictos y estrés vivir sin olvidarlas.

Y para finalizar, confieso que no me preocupa en absoluto mi imagen en la red, no uso apenas las redes sociales, salvo LinkedIn, aunque para estar informado de noticias y actividad del sector. Quizá voy contracorriente en este aspecto, pero es una cuestión de principios y de valorar mi privacidad, por encima de todo.

 

Ahora hablemos de Aristokraken ... ¿qué es Aristokraken?

Un sueño de unos amigos que fue creado con mucho esfuerzo y cariño. Nuestro mensaje para quien quiera escucharlo: Si lo puedes hacer por y para ti mismo, hazlo.

 

¿Cuándo y por qué nace el proyecto?

Nace en 2016, al ser conscientes de nuestra capacidad autónoma como equipo tras meses trabajando juntos y haber labrado una amistad entre todos nosotros, más allá de lo laboral.

 

Háblanos del “aquí y ahora” de Aristokraken

Nos estamos transformando. Hemos abierto otras líneas de negocio y otras alianzas empresariales para conseguir nuevas vías de entrada de capital en la empresa.

Tenemos un acuerdo con un publisher, estamos negociando otro con una nueva plataforma de juegos para móviles y acabamos de concluir el desarrollo de un videojuego para un cliente externo recientemente.

Queremos también entrar en la formación de profesionales, para lo que contamos con un principio de acuerdo con una importante escuela malagueña y en el que avanzaremos en los próximos meses.

Hemos ampliado nuestra actividad.

 

Ahora háblanos del mañana... ¿cuál es vuestra meta?

A corto plazo, profundizar en estos acuerdos y líneas de negocio recién abiertas, con el objetivo de asentarnos definitivamente en la industria del videojuego en España.

Pretendemos seguir siendo también el punto de entrada de los profesionales del futuro, como empresa colaboradora del Máster de Videojuegos de la UMA. Queremos llegar a crear empleo estable y de calidad y seguir mejorando nuestro producto final.

Más a largo plazo publicar videojuegos de pago para móviles.

 

Según tu experiencia, ¿es difícil conseguir capital inversor para un proyecto en España?

Para un proyecto de videojuego, sí. Es más fácil que alguien con una idea concreta de videojuego busque el estudio adecuado para llevarla a cabo, que entrar en rondas de inversión y conseguir el capital necesario para hacerlo.

Básicamente el principal escollo que hemos encontrado es el famoso factor diferenciador que todo inversor busca en el proyecto que presentas. Eso implica de entrada que a un inversor no le interesa tu próximo juego de lucha, porque no deja de ser un juego de lucha más para él.

Tu factor diferenciador reside en aspectos concretos del juego, mientras que un inversor que no conozca el sector, busca algo que él sea capaz de identificar. No vale con que tu juego sea un Mortal Kombat, porque él no encontrará ninguna diferencia respecto de un Tekken, si se me permite la analogía.

Así que es más fácil que consigas capital si tu juego es muy innovador, que si presentas el próximo juego de carreras, por muy maravilloso que sea.

 

¿Qué recuerdos tienes del primer mes de vida de Aristokraken?

Trabajo e ilusión. Siento repetirme, pero es una empresa que nació de la nada, sin capital y sólo con el trabajo, el esfuerzo y la ilusión de un grupo de amigos que creían en lo que hacían.

Durante ese primer mes se inició nuestro primer proyecto de videojuego: “Super Heroes War” que vio la luz poco después y que tanto para mí, como para el resto del equipo, supuso un reto muy serio e importante.

 

¿Cuál ha sido hasta hoy el mejor día de la “historia” para vosotros y por qué?

A nivel de reconocimiento quizá la concesión del Premio AJE Málaga 2018 al mejor Proyecto Empresarial.

Fue la primera vez que sentimos que lo que estábamos hacíendo tenía cierta repercusión de puertas para fuera. Es algo difícil de ver cuando te has acostumbrado a trabajar en un equipo pequeño sin relación, hasta ese momento, con el mundillo empresarial.

 

¿Qué ha sido o está siendo lo más difícil hasta el día de hoy?

Sin duda conseguir la viabilidad económica del proyecto.

Como ya he comentado somos una empresa creada de la nada financiera. De ahí escalar hasta ser viables, está suponiendo un camino de múltiples altibajos e incertidumbre. Estamos muy cerca, pero tenemos que seguir trabajando para conseguirlo.

 

Explícanos la importancia del equipo humano en un proyecto como Aristokraken

Fundamental. Nada de esto sería real sin el equipo humano adecuado. El capital humano es

la mayor garantía de éxito, algo que ni el capital económico puede garantizar.

Un proyecto empresarial puede o no crecer sin capital económico, pero no tiene continuidad sin el capital humano adecuado.

 

Ahora explícanos la importancia de la tecnología en un proyecto así

Hablamos de un producto tecnológico, así que la importancia es toda.

Tenemos que estar al día en todo lo que concierne a las nuevas versiones del motor de videojuegos que usamos (Unity3D), así como de las últimas versiones del OS de Android e iOS y todo el software relacionado con ambos.

Pero no nos quedamos ahí, dado que la multitud de componentes de software que intervienen en nuestros desarrollos también tienen sus propias líneas de avance tecnológico y nuestro trabajo es integrar todas las partes en un todo compatible con la mayoría de los dispositivos del mercado, tanto móviles como tabletas.

Hablamos también de herramientas 3D, 2D, edición de sonido, de vídeo, etc.

 

¿Qué has aprendido con Aristokraken y sabes que puede servirte para futuros proyectos?

El hecho de tener tu propia empresa implica directamente falta de tiempo para formarte, no así auto-formarte.

He adquirido conocimientos técnicos sobre mi trabajo a partir de los proyectos que hemos desarrollado en el estudio. El hecho de tener que resolver un problema que plantea un

diseño de videojuego concreto, obliga al programador a investigar posibles soluciones y adecuarlas al proyecto, de tal manera que integrar esas soluciones hace que inevitablemente adquieras el conocimiento concreto para siempre.

Proyecto tras proyecto, los programas se han ido optimizando e incorporando metodologías y componentes nuevos que los han ido haciendo más y más efectivos, además de ampliar funcionalidades o restringir otras que han caido en desuso o que, simplemente, no tienen continuidad.

Nuestros proyectos son más escalables de lo que lo eran en nuestros inicios y eso también se nota en el aspecto visual y el rendimiento que ofrecen. Cada nuevo juego publicado se ha beneficiado de la experiencia anterior y beneficiará al siguiente.

 

Para terminar, ¿crees que para el emprendedor español es difícil hacerse un “hueco” fuera de nuestras fronteras? ¿Por qué?

Puedo decir que nos ha resultado mucho más fácil llegar a acuerdos con empresas de otros países que con empresas españolas. Creo que en España se ve la competencia como una amenaza, sin embargo otras culturas la ven como una oportunidad y eso se debe a que se ayudan entre ellos.

Si lo extrapolamos a España, creo que la colaboración entre empresas y la propagación del conocimiento, al igual que hacen esas otras culturas, redundaría en beneficio de la industria española y en nuestro calado internacional.

 

En ynicio nos interesa todo lo que ayude a aprender y creemos que todos podemos aprender de todos, pero sobre todo creemos en las personas. Personas como tú son las que hacen esto posible y convierten sueños en realidad. Nuestro más sincero agradecimiento por aportar tu granito de arena en nuestro ynicio. ¡Mucho ánimo y éxito Juan Manuel!

 



Avatar Por Equipo de ynicio
719 artículos publicados

Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Nombre

Email (no se mostrará públicamente)

Deja tu comentario

Copyright ©YOTUYEAH, S.L. - Todos los derechos reservados
Close