Marta Odériz... fundadora de Kubalu, la plataforma para organizar fiestas y eventos con los mejores profesionales

Fecha de publicación: 24/07/2019

Marta Odériz... fundadora de Kubalu, la plataforma para organizar fiestas y eventos con los mejores profesionales

 

Kubalu es una plataforma que pone en contacto a usuarios que quieren organizar un evento con espacios y profesionales del sector, con el fin de obtener información y solicitar un presupuesto para su fiesta.

Kubalu existe para que organizar fiestas y eventos con los mejores profesionales sea mucho más sencillo. Son un agregador de servicios, que abarca todo tipo de eventos sociales tales como fiestas de cumpleaños, comuniones, bodas, graduaciones, etc.

Todo comenzó con Paula Rubio y Marta Odériz mediante la fundación de Kubalu como agencia offline de eventos en el año 2015. Desde entonces organizan todo tipo de eventos sociales que destacan por su calidad.

 

 

Entrevistamos a Marta Odériz, fundadora y CEO de Kubalu

 

¿Quién es Marta Odériz?

Tengo 28 años (a un mes de los 29) y si me tuviese que describir rápidamente, diría de mi misma que soy una persona impulsiva, muy emocional y, sobre todo, una emprendedora empedernida.

Mi sueño siempre ha sido crear una empresa y poder vivir de ello. Ahora, estoy en ese punto por lo que estoy viviendo unos buenos años en mi vida a pesar de que siempre, como en todo, haya momentos malos.

 

¿Quién quieres llegar a ser?

Como he explicado en la pregunta anterior, mi sueño es poder vivir de una empresa creada por mi. Esa empresa es Kubalu y, de la mano de mi socia y amiga Paula, espero que podamos llegar lejos. Nos encantaría tener un gran equipo multidisciplinar que disfrute con lo que hace como lo hacemos nosotras.

 

¿Cuándo y por qué decidiste emprender?

Cuando empecé la Universidad (estudié Administración y Dirección de Empresas), me empezó a entrar el gusanillo de emprender. Tenía un cuaderno donde apuntaba todas las ideas locas (y no tan locas) que se me pasaban por la cabeza. En tercero de carrera me animé a trabajar en el desarrollo de una idea relacionada con animales. Me encantó la experiencia pero entre los exámenes de la universidad y que no contaba con nadie que me ayudase profesional y emocionalmente (lo que es incluso más importante), abandoné el proyecto. Un par de años después me topé con una empresa que había hecho exactamente lo mismo que yo quería desarrollar. Esto no me hundió, me animó a seguir con la idea de emprender en la cabeza.

 

¿Dónde y cómo fue tu ynicio como emprendedora?

Mi primera experiencia real con el emprendimiento comenzó el verano de 2015 junto a Paula Rubio, mi socia. Este verano nació Kubalu, como una agencia de organización de eventos pequeñita que acabaría creciendo para acabar digitalizándose y convertirse en un proyecto mucho más ambicioso.

Es verdad que el inicio fue duro pero no nos rendimos y tras mucho sudor y esfuerzo, hemos conseguido poder vivir de lo que realmente nos apasiona.

 

Según tu experiencia, ¿es fácil emprender en España?

España no pone muchas facilidades a la hora de emprender. Existe mucha burocracia que se hace eterna y complicada para una persona que prácticamente acaba de salir de la universidad. Una vez acabada la burocracia, llega el momento de asumir los pagos correspondientes por ser autónomo así como de presentar trimestralmente los modelos de impuestos. En este sentido, yo lo tuve más fácil porque estuve trabajando como auditora en PwC un par de años y controlaba un poco más el tema impositivo pero siempre he pensado que deberían dar un pequeño curso de qué es necesario hacer y de cómo hacerlo.

 

¿Qué consejo darías a las personas que quieren emprender?

Mi consejo es validar la idea siguiendo la metodología Lean Startup. Hay muchas ideas que nos pueden parecer geniales pero que realmente, no van a funcionar. Si invertimos mucho tiempo y dinero en poner ideas sin validar en marcha, podemos acabar agotados, arruinados y sin ganas de continuar. Lo mejor es validar con pequeños tests entre amigos y familiares que nuestra idea puede funcionar, después crear una landing page e invertir algo en publicidad en RRSS para comprobar que existe una necesidad real.

 

¿Crees que existe una fórmula para el proyecto ideal? Si es que sí, ¿cuál es? :)

No existe una fórmula exacta. Diría que lo que más se puede acercar es el crear un buen equipo. Contar con un compañera de proyecto que te ayude a llevar a cabo esta aventura.

 

Como emprendedora, ¿qué tres cosas crees que son las más importantes para emprender?

Un buen o buenos socios (con uno o dos es suficiente, más puede ser peligroso).

No estar enamorados de nuestra idea. Obviamente nos tiene que apasionar pero tenemos que ser capaces de darnos cuenta si hay cosas que no funcionan y que podamos modificar.

Aguantar. No hundirse es lo más importante. Esto es una montaña rusa continua por lo que hay que tener mucha fuerza mental para no tirar la toalla.

 

¿Qué piensas de la tecnología del presente?

Creo que el desarrollo de la tecnología está siendo espectacular y que es muy necesario para seguir avanzando. También creo que no siempre y en todos los sectores puede permitir sustituir al trabajo humano.

 

¿Y cómo te imaginas la tecnología del futuro?

Creo que iremos avanzando mucho más rápido de lo que lo hemos hecho hasta ahora. La gente ya está acostumbrada a pagar y a utilizar nueva tecnología por lo que creo que esto se convertirá en un aliciente para todas las empresas.

 

Dinos algo sobre tu niñez…

He tenido una infancia muy feliz y estoy muy agradecida por ello. Tengo dos hermanas y muchos primos por lo que no he tenido tiempo de aburrirme y no he dejado de aprender.

 

Dinos algo sobre tu adolescencia…

Mi adolescencia supongo que fue como casi todas, llena de rebeldía y muchas ganas de vivir. Con 18 años recién cumplidos me vine de Pamplona a estudiar a Madrid, decisión que considero como de las mejores de mi vida.

 

Dinos algo sobre tu presente…

Ahora mismo tengo un trabajo que me llena, un novio con el que llevo media vida y unos amigos y familia inmejorables. No me puedo quejar.

 

Dinos algo sobre tu futuro…

Por supuesto, me gustaría tener mi propia familia en un futuro no tan lejano. Pero ahora mismo estoy centrada en hacer que Kubalu siga adelante y crezca para permitirnos lanzar el proyecto en otras ciudades y países y contar con un gran equipo.

 

¿Qué piensas de la “VIDA”?

Creo que hay que aprovechar cada momento. No pasarse la semana esperando que llegue el fin de semana porque la vida pasa muy rápido y no podemos volver a atrás.

 

Ahora hablemos de Kubalu… ¿qué es Kubalu?

Somos una agencia de eventos para todos, una agencia de eventos digitalizada. Funcionamos de dos formas: por un lado, ayudamos a que todos vosotros podáis organizar cualquier tipo de fiesta de la forma más rápida gracias a nuestra plataforma web que agrega todos los servicios de profesionales para eventos y que permite que contactéis con ellos sin ningún coste. Y por el otro lado, como agencia de eventos gestionamos eventos corporativos y eventos más grandes.

 

¿Cuándo y por qué nace el proyecto?

Nace en 2015. Paula y yo habíamos estudiado juntas, Paula en ese momento estudiaba su segunda carrera Diseño de Interiores y yo trabajaba de auditora en PwC. Todo empezó porque ayudé a Paula en el montaje de algunas fiestas que organizaban unos amigos y nos dimos cuenta de que trabajando juntas podíamos funcionar muy bien: se juntaron nuestras habilidades gestionando eventos y las ganas de emprender algo propio y lo que empezó como algo muy pequeño se ha convertido en una empresa que funciona sola ya y que ha gestionado más de 200 eventos.

 

Háblanos del “aquí y ahora” de Kubalu

Como decimos, Kubalu “se ha hecho mayor” y ya no sólo gestionamos eventos de particulares, ahora tenemos dos vías claras de negocio: la del mundo particular y la del corporativo. Para poder hacer frente a estas dos partes, hemos querido adaptarnos a cada tipo de cliente. Con los particulares, sabemos que cada vez somos más usuarios de Internet y que contar con una plataforma web como la nuestra facilita mucho el trabajo de búsqueda para organizar cualquier fiesta, así que le damos la solución al cliente particular. Además, este cliente cuenta con el respaldo a la plataforma de la agencia de eventos. Por nuestra experiencia en el sector, sabemos que el mundo corporativo necesita una atención más personal en sus eventos y, por ello, nuestra parte más “offline” gestiona este tipo de eventos.

 

Ahora háblanos del mañana… ¿cuál es vuestra meta?

Queremos posicionarnos como el referente de la organización de eventos en nuestro país, pero también poder dar el salto a la internacionalización. Mejorar y perfeccionar nuestra parte más digital y crecer en la gestión de eventos como agencia.

 

Según vuestra experiencia, ¿es difícil conseguir capital inversor para un proyecto en España?

Sí, lo es. Desde nuestro punto de vista, parece que  en España sí que hay oportunidades para conseguir capital inversor pero poder acceder definitivamente a ello al final es mucho más complicado y son procesos largos que pueden llegar a desgastar mucho al emprendedor y, por tanto, a la actividad propia de la empresa. Es un camino difícil, opinamos.

 

¿Qué recuerdos tienes del primer mes de vida de Kubalu?

Fue una parte muy dulce. Muchas decisiones y puede que no fuéramos tan conscientes en ese momento de la importancia de todas ellas, pero era divertido y cada conversación era una inyección de adrenalina, desde elegir el nombre de la empresa, hasta el moverlo entre nuestros más cercanos.

 

¿Cuál ha sido hasta hoy el mejor día de la “historia” para vosotros y por qué?

Ver a Kubalu “hacerse mayor” ha sido lo que más felices nos ha hecho. Por eso, aunque han sido muchos los buenos momentos, podríamos resumirlos como: el día que cerramos el alquiler de nuestra primera oficina y el día que hicimos nuestro evento de lanzamiento de la plataforma web. Ambos días suponían un gran paso en nuestra trayectoria.

 

¿Qué ha sido o está siendo lo más difícil hasta el día de hoy?

Nosotros siempre decimos que para emprender tienes que estar preparado para la “montaña rusa” de emociones que se viven en un proyecto propio. Para nosotros, fue muy importante el salto a la digitalización que dimos, esto fue un antes y un después y para llegar al punto en el que estamos ahora hemos tenido que nadar a contracorriente mucho, por lo que podemos decir que lo más difícil fueron esos meses.

 

Explícanos la importancia del equipo humano en un proyecto como Kubalu

Ser emprendedor implica tener más aptitudes que las que tu puesto requiera, hay que ser proactivo y estar dispuesto a tener que ir más allá de lo que ponga en tu contrato de trabajo, confiar en el proyecto y, a ser posible, enamorarte tanto de él como sus fundadores, para entender y poder participar en todas las decisiones.

Como he dicho, se pasa por muchos momentos buenos pero también malos, por lo que es muy importante rodearte de un equipo que sea capaz de sobrevivir a todo y que tenga las mismas ganas que tú en sacar el proyecto adelante. 

 

Ahora explícanos la importancia de la tecnología en un proyecto así

Es total. Nos permite llegar más lejos de lo que podríamos hacer con una agencia de eventos tradicional y también llegar a más gente y cubrir muchos más eventos de forma simultánea de los que podría hacer una agencia. 

Por supuesto, en nuestro proyecto el respaldo que le da nuestra agencia “offline” a esa parte digital es muy fuerte, ya que el usuario confía más en nuestro servicio porque tiene la garantía de que no está contratando a una máquina, si no a un equipo profesional. 

 

¿Qué has aprendido con Kubalu y sabes que puede servirte para futuros proyectos?

Como decía más arriba, el hecho de haber tenido que sobrevivir a todos los problemas que nos hemos encontrado hasta llegar a lo que es Kubalu, nos ha hecho aprender de todo. Por eso creo que, en línea general, nos ha enseñado a ser más conscientes de que conseguir las cosas cuesta mucho y que para llegar a donde quieres llegar muchas veces tienes que desviarte del camino inicialmente establecido (a veces, ese nuevo camino te sorprende y te enseña aún más).

 

Para terminar, ¿crees que para el emprendedor español es difícil hacerse un “hueco” fuera de nuestras fronteras? ¿Por qué?

Creo que depende mucho del proyecto. Antes de salir de nuestras fronteras es importante conocer muy bien, no sólo el proyecto y sus limitaciones, también saber cómo funcionan las cosas fuera y qué necesitad cubre nuestro proyecto realmente ahí. Con eso bien estudiado, si para nosotros nuestra empresa “pasa ese examen” y estamos listos para dar ese paso, no veo que exista una complicación mayor.

 

En ynicio nos interesa todo lo que ayude a aprender y creemos que todos podemos aprender de todos, pero sobre todo creemos en las personas. Personas como tú son las que hacen esto posible y convierten sueños en realidad. Nuestro más sincero agradecimiento por aportar tu granito de arena en nuestro ynicio. ¡Mucho ánimo y éxito Marta!

 



Avatar Por Equipo de ynicio
732 artículos publicados

Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Nombre

Email (no se mostrará públicamente)

Deja tu comentario

Copyright ©YOTUYEAH, S.L. - Todos los derechos reservados
Close